Los Indios en la Sociedad de Red

 

 

Representante de la COICA interviene en Montreal, Canada con el tema de la biodiversidad, 2003.

 

 

Notas del Primer Tema

 La Sociedad de Red

En los 1990s, Manuel Castells introduce la noción de la Sociedad de Red (The Network Society).  La Sociedad de Red va más allá de la Sociedad de la Información. Castells sostiene que no es solamente la tecnología que define nuestra sociedad sino también los factores culturales, económicos y políticos que constituyen la sociedad de red.

The Network Paradigm: Social Formations in the Age of Information

Reseña de Felix Stalder de la trilogía de Castells ‘The Information Age’:

El argumento principal de Castells es que ha emergido una nueva forma de capitalismo al final del (Siglo XX): de carácter global, endurecida en sus fines y mucho más flexible que sus antecesores.  Es desafiada alrededor del mundo por una multitud de movimientos sociales en nombre de la singularidad cultura y el control de la gente sobre sus vidas y medio ambiente.  Esta tensión proporciona la dinámica central del la Edad de la Información mientras “nuestras sociedades se estructuran cada vez mas alrededor de la oposición bipolar entre la Red y el Yo (“the Net and the Self”)” (Vol I: p. 3).  La Red representa a nuevas formas organizacionales basadas en el uso extensivo de los medios de comunicación interconectados.  Los patrones de la red son característicos de los sectores económicos más avanzados, las corporaciones altamente competitivos, y además de las comunidades y movimientos sociales.  El Yo simboliza a las actividades a traves de las cuales la gentes busca reafirmar sus identidades bajo las condiciones de cambio estructural e inestabilidad que acompaña a la organización del núcleo de actividades sociales y económicos en forma de redes dinámicas. Nuevas formaciones sociales emergen alrededor de las identidades primarias, que pueden tener enfoques sexuales, religiosos, étnicos, territoriales o nacionales.  Estas identidades se ven con frecuencia como algo biológicamente o socialmente fijo, que contrasta con el cambio rápido de los paisajes sociales.  En el diálogo entre la Red y el Yo se reconfiguran profundamente las condiciones de la vida y la experiencia humanas alrededor del mundo (trad.  RBN).

Los conceptos de Castells deben mucho a investigadores que le anteceden, en particular el extraordinario trabajo de del geografo David Harvey, referencia obligada en el tema y todavia una lectura sumamente actual:

HARVEY, D. (1990). La condición de la postmodernidad, investigación sobre el origen del cambio cultural. Traduc al castellano. Amorrurtu. Buenos Aires.

La Globalización

Concepto fundamental sobre los procesos que estucturan la sociedad de red es el de la globalización. Tiene varios sentidos, o se es un término polisemántico.

Uno es el ideológico, que se refiere a una cierta inevitabilidad de la extensión o imposición de esa forma nueva del capitalismo a que se refieren Castells y Harvey.  Como con toda ideología, hay posiciones encontradas:  Los movimientos sociales agrupados bajo la rúbrica de 'altermundista' la ven como amenaza de homogeneización de la cultura, institucionalización de la desigualdad y la pérdida de la posibilidad de la autodeterminación y la democracia.  En cambio, la posición oficial de la mayoría de los gobiernos latinoamericanos, si no del mundo, es que la globalización promete ser la panacea para tantos males económicos y sociales que ha padecido el mundo durante siglos. O sea, es una nueva versión de lo que durante décadas se ha conocido como 'el desarrollo' que promete traer el progreso y la prosperidad a los rincones más 'atrasados' del mundo. Ahora sí.

Para otros, la globalización no es más que el nombre para los procesos que caracterizan nuestros tiempos y que Castells ha intentado analizar con su 'sociedad de red' o Harvey con el nuevo rostro del imperialismo.  De hecho, es uno de los temas de actualidad en la academia (por eso, el título de este curso). 

Independientemente del grado y campo de profundidad histórica que se adopte, hay un acuerdo tácito de que las manifestaciones de la globalización son fenómenos que están cambiando, de manera acelerada, todas y cada una de las relaciones sociales y políticas de los habitantes del planeta entre sí y de estos con su medio (3). La palabra globalización ( o la de mundialización, impulsada por los franceses) hoy designa múltiples procesos y esta polivalencia la convierte en instrumento ambiguo; denota procesos e ideologías sobre los mismos. Por un lado se encuentra su manifestación más evidente alrededor del mercado y del “supuesto” desligue del mismo de la política y la idea de que de ésta y aquel se tienen; por el otro hay un rediseño de los sistemas de información, de las relaciones internacionales y del papel del Estado hacia dentro y hacia fuera de los territorios que “supuestamente” controla; en y entre ambos extremos del abanico sociedades de todo tipo que emergen como “nuevos” actores sociales con incidencias mundiales, regionales y locales y en ese orden. Desbrozar estos campos, mínimamente y en sus líneas fundamentales, se hace necesario para abordar potenciales de los pueblos indios en las condiciones concretas del mundo real. Para esto el eje conductor, problemático  y articulador, elegido para mirar el fenómeno es el que marca el conjunto de situaciones y condiciones del medio ambiente, en tanto producto y efecto de acciones sociales, culturales, políticas y económicas que encadenan lo  global  con lo local en tanto propiedad y propiedades; ámbito especial y declaradamente  como significativo para los pueblos indios. Y en el entendido, insistimos, de que hoy sólo desde lo global se puede intentar comprender lo regional y lo local. Las fuerzas que tienden a hegemonizar son transnacionales, las que tienden a frenarlas recientemente comienzan su propio proceso de articulación internacional. No hay sociedad ni territorio del planeta que, hoy, esté fuera de las relaciones impuestas por las fuerzas económicas e ideológicas de la globalización; no hay grupo étnico en el mundo que no resienta su impacto (Rodríguez, pág. 2, ver abajo)

No tomaremos aquí una posición teórica específica con respecto a la globalización, aun cuando nos alimentemos de algunas de ellas.  Más bien, buscamos acercarnos a la globalización como una experiencia que viven, resisten y asimilan de su manera millones de personas que se consideran indigenas en este continente.  O sea, se trata de un acercamiento a la practica de la globalización, si así se puede decir, a la forma de vivir de los indigenas en un mundo ya globalizado.  Se trata de un abanico de temas a la cual no quiero imponer, a priori, una coherencia teórica sino al cual tal podría ser un resultado posible de nuestro curso.

Para ese fin me parece que la forma más práctica y más amena de acercarnos al tema en este sentido es revisar el texto que no presenta Nemesio Rodríguez en la colección INI-PNUD.

****Lectura requerida***

Rodríguez, Nemesio

2002  Pueblos indígenas, globalización y desarrollo.  En Estado de desarrollo económico y social de los pueblos indígenas de México:  Segundo Informe.  Coord. INI-PNUD, pág. 20-106.  México:  Instituto Nacionale Indigenista y Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo´[copia en línea].

****Lectura requerida***

Rodríguez resume los asuntos o conceptos relacionados al título de su texto que son los que cubriremos en el curso, aunque no es este orden:

Desarrollo - un concepto a superar. Aplícase con los adjetivos que se quieran--equitativo, sustentable, integral, de base, etc.--es un concepto que encierra un visión externa, exógena y hegemónica hacia aquello que falta 'desarrollo' o que tiene que ser 'desarrollado' (¿por quién y según cuales criterios?).  La noción del desarrollo necesariamente requiere que exista una carencia, un subdesarrollo.  Tiende, por lo tanto, a dictar la descalificación de todo lo que es, de justificar su desaparición, en nombre de un futuro estado, pocas veces definida de manera integral, que parece nunca llegar. O sea, el desarrollo es un discurso, una narrativa, y como tal expresa relaciones temporales y espaciales, construye un mundo y un historia.  El gran teórico Mikhail Bakhtin acuñó el término chronotopo para describir esta característica de cualquier discurso.  El 'desarrollo' da por asentadas ciertas relaciones entre las regiones o países o pueblos.  Los desarrollados son mas adelantados en el tiempo y mas céntricos en el espacio por lo cual los países o pueblos no desarrollados tienen que acomodarse en el pasado y al margen. Asi se estuctura un mundo.

El desarrollo está relacionado estrechamente con el medio ambiente, concepto vago que incluye el habitat, conjunto de recursos naturales junto con las prácticas, conocimientos y relaciones de propiedad que van siempre ligados.  Seguimos a Rodríguez en considerar estas cuentiones como eje para entender la situación de los pueblos indios ante los procesos de globalización.  Otro que nos inspira en esta dirección será:

Arturo Escobar

2000  El lugar de la naturaleza y la naturaleza del lugar: ¿globalización o postdesarrollo? En La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas latinoamericanas, pág. 113-143. Coord. Edgardo Lander. Buenos Aires: CLACSO.

Para Castells la esencia de la globalización es lo que llama el espacio de flujos; señala que los élites de las ciudades participan más en ese espacio de red, que están más cercanos al espacio de flujos que a las ciudades en donde 'viven', como lugares.  Los pueblos indios siempre se caracterizan por su cercanía a su lugar, a su territorio, "el lugar de la naturaleza" como diga Escobar.  Sin embargo, los indios actuales participan cada vez mas en el espacio de flujos a traves de la migración en sus varias modalidades.

Un tema fundamental, que vincula todos los otros, es el maíz.  Lo conocemos los antropólogos como eje cultural de Mesoamérica pero también lo es de los procesos de globalización, particpando en las cuestiones del desarrollo, del medio ambiente de la biodiversidad y de la migración. El maíz lo volvemos a encontrar en todos los contextos.  Vuelve a surgir incluso en otro asunto clave que nos ocupará:

...se refiere a las ideas sobre la propiedad que se relacionan con las nuevas formas del capitalismo llamado globalización.  En particular se resalta la noción de propiedad intelectual, cuestión que se ha vuelto vital para los pueblos indios en relación con su patrimonio cultural y natural.  Se extiende la noción de propiedad más allá de las cosas materiales para enfocarse cada vez más sobre intangibles.  En donde se dan las batallas más feroces en este campo es en el espacio virtual de la red de internet pero los resultados de tales conflictos tienen implicaciones para 'la realidad real' pues en la 'globalización', la primera es cada vez mas el modelo para la segunda.  Tal vez por esa razón encontramos cada vez más la

Presencia indígena en el Internet:

 

****Lectura requerida***

Abya Yala en Internet [pdf]

Monasterios, Gloria (2003) “Abya Yala en Internet políticas comunicativas y representaciones de identidad de organizaciones indígenas en el ciberespacio”. En: Daniel Mato (coord.): Políticas de identidades y diferencias sociales en tiempos de globalización. Caracas: FACES - UCV, pp: 303 -330.

****Lectura requerida***

Claro está que la posibilidad de que la nueva tecnología sea de beneficio para los pueblos indios o "otro truco del hombre blanco" es muy vigente. Como lo plantea  este artículo de Oscar del Álamo (candidato a Doctor en Ciencia Política por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona) :

¿Son las nuevas tecnologías de la información herramientas válidas para consolidar y potenciar los procesos de desarrollo humano? Este ha sido uno de los principales interrogantes que los expertos en la materia han tratado de responder durante los últimos años. Por el momento, los hallazgos son poco precisos y los planteamientos, hasta cierto punto, ambiguos. El presente trabajo trata de aclarar un poco más este panorama de incertidumbre, marcado por grandes esperanzas y, a la vez, por la presencia de riesgos considerables. La intención del mismo, en general, es la de ofrecer algunas nuevas pistas y reflexiones de cara a demostrar la utilidad de instrumentos como Internet para solventar algunos de los problemas de desarrollo más acuciantes de las sociedades actuales y, en particular, exponer la potencialidad de los mismos para superar algunas de las carencias preponderantes en las comunidades indígenas latinoamericanas.

Los movimientos indígenas están buscando la manera de revertir la situación en la que se encuentran (marcada por las extremas condiciones de pobreza que se reflejan en elevados niveles de analfabetismo, escasa disponibilidad de servicios sanitarios, reducidos ingresos o una amplia marginación de sus comunidades en el panorama político) y una de las formas o mecanismos por los que se ha apostado en los últimos años es el de las nuevas tecnologías de la información. En este sentido, podemos decir que los pueblos indígenas latinoamericanos están luchando por tener su propio territorio en el ciberespacio y gozar del uso de las nuevas tecnologías. Los logros en este sentido todavía parecen ser pequeños (sobre todo si los comparamos con los avances de las grandes industrias dedicadas a las tecnologías de la información) aunque podríamos hablar de un avance indígena en materia de nuevas tecnologías durante los últimos años.

Y nos propone una idea tal vez no 'políticamente correcta':

Al contrario de lo que muchos han podido llegar a pensar, el reto de estas comunidades no consiste en la lucha contra el imperialismo cultural y económico (concepción que durante décadas ha dominado en América Latina) sino en aprovechar las ventajas de la tecnología para poder satisfacer sus demandas; es decir, lograr la supervivencia de sus culturas en los inicios del siglo XXI. Entramos, pues, en el siglo XXI con la reaparición de un movimiento indígena más experimentado políticamente y más integrado a redes transfronterizas, lo que abre la posibilidad de transitar hacia un proceso de múltiples reconcentraciones de fuerza que pueden conducir hacia el reconocimiento definitivo de sus derechos y la satisfacción de sus necesidades.

La pregunta sobre las nuevas tecnologías que inicia esta cita es una de las centrales para este curso.  Sobre estos y otros temas tendremos más que decir en estas notas.

Pero una cita más de un libro que es altamente recomendada (Coronado, G. y B. Hodges, 2004. El hipertexto multicultural en México posmoderno. México: CIESAS-Porrua) para cualquier que se interese por este tema:

No es casual que sectores populares de la Ciudad de México, que han tenido acceso restringido a la educación inviertan en cursos privados de idiomas y computación para que ellos o sus hijos accedan a mejores condiciones de vida- No es casual tampoco que en las colonias populares se encuentre un gran número de cibercafés.  En ellos niños y jóvenes acceden a la Internet, quizá adquiriendo por medio de juegos una cultira e ideología estadounidense o japonesa...pero también tienen acceso a una información que circula en el medio y es producida por múltiples sectores interesados en la generación de conocimientos e ideologías alternativas.  Los niños mexicanos encuentran en este medio la alternative de información y conocimiento a la que nunca han accedido.  El cibercafé sustituye a las bibliotecas que nunca se construyeron en sus barrios, la internet a las enciclopedias que sus familias nunca pudieron comprar y su uso representa la opción de adquirir significados multiculturales que les permitirán la transformación y enriquecimiento de sus culturas e identidades, múltiples y dinámicas (pág. 282).

Las mismas palabras se podrían utilizar para describir a las ciudades medias y pequeñas de provincia en donde se siente una fuerte presencia indígena.  No soy el único que tiene la impresión, aunque que yo sepa nadie la haya cuantificado, que la densidad de los cibercafés fuera del DF se correlaciona con la magnitud de la población indígena.

¿Porqué el Internet?

En los primeros mensajes que recibí de los y las estudiantes de este curso, había expresión de cierta duda sobre la importancia que se da al uso de los recursos en el internet en este curso.  Parte de la respuesta a estas dudas se encuentran en los párrafos anteriores:  el uso del internet es una de las formas en que los pueblos indios se integran y apropian a los procesos de globlización.  Pero hay razones más de fondo por este interés.  La realidad virtual representada por la Red no es algo que existe por si sólo, como algo fuera de este mundo. La realidad virtual es una parte integral y dinámica de la realidad concreta, de hecho una de las partes que influye con más peso en la esa realidad total de nuestro mundo global.  O sea, aun para las personas que nunca se metan a la red ni usa el correo electrónico, las cosas que ocurren en la realidad virtual empiezan a afectar su realidad concreta.  Parte de entender el mundo y sobre todo "el mundo de la globalización" en entender el internet (Coronado y Hodges prefieren la internet, supongo por el paralelo con la red, pero bueno...)

Coronado y Hodges utilizan una de los conceptos claves de la red-el hipertexto-como metáfora para el estudio de la cultura y en particular del contexto multicultural que ha creado el proceso de globalización y los nuevos medio como el Internet:

La concepción de la cultura como hipertexto representa un reto al mito de que el nuevo medio ha creado un mundo competl y autocontenido que no sólo está desconectado de otras realidades sino que incluso las reemplaza y en consecuencia se supone qu el efecto de este nuevo medio de comunicación global únicamente alcanzaría a aquellos sectores que se encuentran "conectados" a la red.  Al interconectar ambas redes, la cibercultura y la sociocultura, por medio de las formas tradicionales de relación social es posible que diversos significados que circulan en el ciberespacio se difundan y transformen fuera de él (pág. 76).

Actualmente se dan en el ciberespacio luchas cuya resolución tendrán muchas implicaciones para la cultura concreta fuera de la red.  En particular, el asunto de la propiedad se debate y las implicaciones legales son de gran importancia para los pueblos indios y sus patrimonios culturales y naturales.

Como se está dando esta lucha en el terreno de la cultura en los EUA está descrito por el abogado progresista Lawrence Lessig (Stanford University) en su libro (2004. Free Culture: How Big Media Uses Technology and the Law to Lock Down Culture and Control Creativity.  New York: The Penguin Press).

****Lectura requerida***

Introduction. (pág. 1-13) (pdf en línea) El resto del libro es altamente recomendado.

****Lectura requerida***

Aqui hay un sitio y blog de un movimiento internacional de estudiantes universitarios inspirado en el libro de Lessig

"Smartmobs" - El ciberespacio social

Hay varios aspectos de los nuevos medios de comunicación que son implicados en movimientos sociales.  Hemos visto algunos de los nuevos programas que facilitan la colaboración en línean como son los wikis y los blogs.  No es sólo la facilitación de 'comunidades de aprendizaje' y 'comunidades de investigación' sino que se facilita una gran variedad de otros tipos de 'comunidades' algunas nueva y efímeras, otras antiguas y duraderas.

Uno concepto importante en este respecto es la idea de "smart mobs", una noción introducido por Harold Rheingold en su libro del mismo nombre.  En breve, la idea es que las personas utilizan los nuevos medios de comunicación como una tecnología de cooperación, a veces con resultados sorprendentes.  Aqui se encuentra un sitio y blog sobre asuntos que se discuten en el libro, con muchos vínculos a otros recursos sobre el tema.

Edge: SMART MOBS

Un artículo sobre Rheingold y las ideas de su libro

 

Smart mobs utilizan los medios móviles y las redes de computadora para organizar las acciones colectivas, desde los enjambres de tecno-jóvenes en Asia urbana y escandinavia hasta las rebeliones de ciudadanos en las calles de Seattle, Manila y Caracas.  Redes comunitarias inalámbricas, blogs y los remates comerciales de e-bay son precursores de los smart mobs que emergirán en las décadas venideras.  Las tecnologías de comunicación y computación capaces de amplificar la cooperación humana ya aparecen tanto benéficas como destructivas, utilizadas por algunos para apoyar a la democracia y por otros para coordinar los ataques terroristas. Ya han caido gobiernos, han florecido subculturas, nuevas industrias han nacido y las viejas han montado sus contrataques.

Huay tanto peligros como oportunidades presentes en este fenómeno emergente.  Los dispositivos de los smar mobs, las normas industriales y las consecuencias sociales están en las primeras etapas de su desarrollo, pero se evolucionan rápidamente.  Conflictos polítical y sociales actuales sobre cómo las tecnologías de los smart mobs serán deseñandas y controladas plantean cuestiones sobre la manera de vivir de todos nosotros en las décadas que vienen.

 Smart mobs pueden ser la manifestación más dramática y tal vez extrema de este fenómeno, pero existe también en formas más sutiles.  Por ejemplo, las mismas tecnologías han transformado de manera fundamental la situación de los emigrantes indígenas en otros países que, a pesar de su lejanía que su emersión en una cultura ajena, mantiene un contacto vivo y constante con sus lugares de orígen, algo que fue imposible en el pasado.